jueves, 4 de noviembre de 2010

El Alzheimer


   
   La palabra Alzheimer proviene de Alois Alzheimer, neurólogo alemán que en el año 1907 y tras analizar los síntomas con graves problemas de memoria que su esposa (48 años) presentaba, describió la enfermedad con sus características neuropatológicas de la enfermedad de Alzheimer.
   El Alzheimer es un desorden progresivo y degenerativo del cerebro, es decir, un deterioro estructural y funcional de las células, lo que provoca desorientación, debilitamiento y finalizando con la muerte intelectual.

video





  

Causas o factores que inciden en el Alzheimer:



·  Edad: El riego aumenta después de los 65 hasta 85 años.

·  Sexo: Algunos expertos sostienen que la mujer tiene un riesgo mayor al del hombre, ya que esta vive más tiempo, pero aún está en discusión este factor.

·  Factores Genéticos:
   -Las personas con un pariente en primer grado poseen una alta probabilidad de desarrollar esta enfermedad. Se ha establecido que las personas que cumplen con el requisito de este factor, tienen un inicio más temprano (durante los 30 a 50 años) de la enfermedad, sin embargo aún no se ha identificado un gen especifico.
  -EL gen ApoE (en el alelo 4) o apolipoproteína: Este gen es sintetizado en el cromosoma 19 y es una molécula de la familia de apoproteínas (polipéptidos capaces  de ligar lípidos y que junto a grasas, forma moléculas anfipáticas o solubles al agua las cuales viajan a través de la sangre con el nombre de lipoproteínas). El gen ApoE se ha implicado como un importante factor de riesgo de inicio posterior puesto que su defecto en la producción de APOE causa un trastorno lipídico llamado disbetalipoproteinemia, en la que la se eleva considerablemente concentración de colesterol  y triglicéridos en sangre.
  Ambos factores se encuentran en estudio.

·  Condiciones medicas:
 -Lesiones en la cabeza: las personas que sufren alguna lesión traumática en la cabeza poseen un riesgo más elevado de desarrollar esta enfermedad.
 -Síndrome de Down: la mayoría  de las personas que poseen el síndrome de Down y con edad superior a 40 años desarrollan  el Alzheimer. En el caso de las mujeres de han dado luz a un niño con esta patología antes de los 35 años, posee un riesgo mayor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
 -Hipertensión (Presión sanguínea elevada sistólica 139/ distolica 89): Investigaciones sugieren que estas personas incrementan el riesgo de padecer esta enfermedad.
 -Deficiencia de vitamina B: Las personas con niveles bajos de folato B12 se han relacionado con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.
Cabe destacar que la vitamina B ayuda al correcto funcionamiento del organismo como por ejemplo la salud mental.
 -Actividad Mental y Educación: Investigaciones han sugerido que las personas que se mantienen mentalmente activas y que por consecuencia tienen un nivel de educación más alto son menos propensas a desarrollar el Alzheimer. Sin embargo, algunos expertos señalan que este hecho se debe a que estos tienen un mejor resultado en los exámenes psicológicos.
 -Entorno: Diversas teorías señalan que el Alzheimer podría estar vinculado con la exposición a ciertos factores ambientales, tales como virus, bacterias, campos electromagnéticos, pero no hay evidencia que respalde dichas teorías.
 -Relación entre Alzheimer y Diabetes: Esto se debe a que en la Diabetes, el exceso de insulina o azúcar en la sangre puede dañar el cerebro de las siguientes formas:
*La Diabetes aumenta el riesgo de problemas del corazón y de derrames. Los vasos sanguíneos dañados en el cerebro pueden contribuir a que se desarrolle Alzheimer.
*El exceso de insulina puede desequilibrar el cerebro.
*La alta cantidad de azúcar en la sangre causa inflamación y esto puede dañar las células cerebrales.

Etapas del Alzheimer:



Ø   Fase prodrómica o incipiente: Los síntomas son desapercibidos en esta etapa. Existe un deterioro cognitivo leve, es decir, una escasa intensidad de ciertas funciones superiores (memoria) pero no produce incapacidad para realizar las tareas habituales.

o Repetición frecuente de frases
o Ubicación equivocada de cosas con frecuencia
o Cambios de personalidad
o Convertirse en una persona pasiva y sin interés por las cosas que antes disfrutaba

Ø   Fase inicial: El aumento de número de placas y nudos primero daña las aéreas del cerebro que controlan la memoria, lenguaje y el razonamiento.
  La persona tiene cada vez más dificultades para comprender el mundo que lo rodea, sin embargo aún las capacidades físicas no decaen.
  A medida que la enfermedad comienza a progresar, la corteza cerebral se ve más afectada, la pérdida de memoria continúa y surgen cambios en otras capacidades.

o Pérdida de memoria:
o Confusión acerca de la ubicación de su casa
o Demora en realizar las tareas diarias
o Dificultad para manejar dinero y pagar cuentas
o Juicio deficiente, decisiones erróneas
o Perdida de espontaneidad y sentido de iniciativa
o Cambios de estado de ánimo y de personalidad
o Aumenta la ansiedad

Ø   Fase moderada: Ahora el daño se ha propagado hasta afectar el pensamiento consciente. Las regiones afectadas siguen atrofiándose y los síntomas van a pronunciarse más en las personas con la enfermedad de Alzheimer. 
Podrían presentare problemas de comportamiento como la deambulación,  agitación, enojo, rehusarse a bañarse o vestirse porque no comprende que la persona que lo cuida     le está pidiendo que lo haga, tiene problemas para recordar el pasado o prever el futuro, entre otros.

o Aumenta la pérdida de memoria y confusión
o Periodos más cortos de concentración.
o Problemas para reconocer a los amigos o familiares.
o Dificultades con el lenguaje
o Dificultad para organizar pensamientos
o Problemas para escoger el vestuario
o Pérdida del control de los impulsos
o Problemas de percepción motora

Ø   Fase avanzada: Las placas y nudos están esparcidos por todo el cerebro y algunas áreas de este, se encuentras más atrofiadas. Los pacientes no pueden reconocer a sus seres queridos ni comunicarse de ninguna manera. Dependen completamente de otra persona. Las personas con Alzheimer mueren de otras enfermedades, con frecuencia neumonía de aspiración, ya que no es capaz de tragar adecuadamente y los alimentos o líquidos son llevados por la respiración a los pulmones.

o Pérdida de peso
o Crisis convulsivas
o Infecciones de la piel
o Dificultad para tragar
o Gemidos, lamentaciones o gruñidos.
o Aumenta las horas de sueño
o Falta de control de la vejiga y del intestino

Síntomas del Alzheimer:


•      Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana: No retienen información nueva,    se olvidan fechas o eventos importantes, por ello piden la información reiteradamente, comenzando a depender de notas o recordatorios.

•      Dificultad para planificar o resolver problemas: Es más difícil desarrollar y seguir un plan o trabajar con números, recordar recetas o manejar las cuentas mensuales.

•      Dificultad para desempeñar tareas habituales en la casa, en el trabajo o en su tiempo libre: Les resulta difícil completar tareas cotidianas, recordar reglas de juego, administrar presupuestos o llegar a un lugar conocido.

•      Desorientación de tiempo o lugar: Olvidar fechas, estaciones del año, tiempos.

•      Nuevos problemas con el uso de palabras en el habla o lo escrito: Existe una dificultad para participar en una conversación o expresar un vocabulario incorrecto como por ejemplo llamar palito a un lápiz.

•      Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrasar sus pasos.

•      Disminución o falta del buen juicio.

•      Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales.

•      Cambios en el humor o la personalidad: Pueden sentirse confundidos, deprimidos, ansiosos o temerosos o enojarse con mayor facilidad.

El Alzheimer a nivel neurológico:




  El daño al cerebro comienza a desarrollarse de 10 a 20 años antes de que los síntomas aparezcan. El tejido cerebral de pacientes con Alzheimer, muestra ovillos neurofibrilares (fragmentos enrollados de proteína que obstruyen el interior de las neuronas), placas neuríticas (conjunto de células nerviosas muertas, entre otras células cerebrales además de proteínas) y placas seniles (áreas donde se han acumulado productos de neuronas muertas alrededor de proteínas), los cuales se forman en la corteza entorial, la parte más profunda del cerebro. La destrucción de células nerviosas o neuronas, va disminuyendo los neurotransmisores (sustancia secretada por una neurona para enviar los mensajes a otra neurona), siendo perjudicial, ya que las neuronas sanas comienzan a perder su habilidad de comunicarse entre sí y finalmente mueren. Este proceso se expande al hipocampo, parte esencial del cerebro en la formación de recuerdos.
 Las regiones afectadas del cerebro se empiezan a encoger al aumentar el número de neuronas muertas.
En la fase final de la enfermedad de Alzheimer, el cerebro se ha encogido considerablemente.


Tratamiento para el Alzheimer:



  El tratamiento consiste en fármacos, para lo cual se considera dos grupos de fármacos, un grupo esta destinado a tratar trastornos conductuales y el otro grupo a mejorar o la función cognitiva.
 Son frecuentes las depresiones en los pacientes con Alzheimer, por ello su tratamiento antidepresivo esta basado en medicamentos como sertralina, venlafaxina, citalopram, entre otros. Si se presentan ideas delirantes como robar o trastornos de percepción, es necesario es uso de tranquilizantes como haloperidol, quetiapina, olanzapina, risperidona, etc. También es utilizado los inhibidores de la acetilcolinesterasa.
 Para impedir el daño por excitotoxicidad, se utiliza la memantina, que modula los receptores de glutamato, en nuestro país se encuentran rivastigmina, donepezilo y galantamina, aunque se ha comprobado que el donepezilo no es eficaz, siendo recomendable reemplazarlo por otros de los medicamentos mencionados anteriormente.
 Investigaciones científicas nos permite suponer que en pocos años más se podrá contar con otras terapias como la inmunológica (vacuna) con una eficacia superior a los tratamientos farmacológicos.

Rol cuidador con un paciente enfermo de Alzheimer:



  El papel del cuidador es el principal, puesto que ayudara al paciente a mantener su dignidad, simplificar las tareas, mantener de cierta manera su independencia, a mantener la salud física, aprovechar las habilidades de del paciente por ejemplo hacer manualidades, es decir a integrar al paciente dentro de su patología a la sociedad.
 Las investigaciones han demostrado que las personas que cuidan frecuentemente a enfermos con Alzheimer,  tienen mayor riesgo de desarrollar depresión u otras enfermedades. Por ello es necesario recibir tanto como el paciente como el cuidador también el apoyo adecuado de la familia, amigos y comunidad.
 Como hemos  visto los síntomas de las personas con Alzheimer, podemos deducir que su comportamiento es difícil y por ende es una de las mayores dificultades que debe enfrentarse día a día los cuidadores en sus tareas como bañar, vestir, dar de comer etc. Para facilitar el trabajo es necesario establecer un plan de actividades del día y utilizar estrategias para manejar conductas difíciles que para el cuidador resultan estresantes.